Noche Blanca de Burgos

Desde el año 2008, auspiciado por el Instituto Municipal de Cultura y turismo del Ayuntamiento de Burgos, la víspera de la celebración de la Romería de la Virgen Blanca, a mediados del mes de Mayo, a modo de bienvenida al Verano, la ciudad se transforma, durante una noche, en un vivaz e itinerante escenario cultural: La llamada “Noche Blanca”. Esta iniciativa, destinada en poner en relieve el patrimonio artístico y cultural urbano, surgió en 2002 en París, y pronto despertó el entusiasmo de muchas otras capitales europeas como Roma, Londres y Ámsterdam, llegando a España en 2006.

 

Durante una noche, burgaleses y foráneos pueden disfrutar bajo una óptica única de los parques, las plazas, las calles y teatros de la ciudad, disfrutando de forma totalmente gratuita de los espectáculos y propuestas culturales de artistas de toda índole que dan vida a este evento único. Además, la ciudad descubre esta noche sus secretos mejor guardados, permitiendo el acceso a sus espacios e instituciones tradicionalmente cerradas al público.

 

De esta forma, cada Noche Blanca es un auténtico “cofre del tesoro” en el cual el público tiene la ocasión de ver la cara más luminosa, festiva, artística y sensual de la ciudad de El Cid, siendo monumentos tales como la Catedral, el Museo de la Evolución Humana o el Arco de Santa María lienzos sin igual de un viaje que evoca a los sentidos y hace volar la imaginación.

 

Pero la Noche Blanca es mucho, mucho más que arte y cultura: esta noche permite movilizar el espíritu creativo y entusiasta de los burgaleses, dando vida a nuevos proyectos de creación que serán restituidos al espacio público, enriqueciendo la vida en la ciudad.