Paseos por la Ciudad

Paseos por la ciudad

Burgos y la muralla

Esta ruta nos recuerda el pasado fortificado de Burgos, que la villa lleva implícito en su nombre. En el año 884 el conde Diego Porcelos fundó la ciudad y su castillo, que, erigido en el cerro de La Blanca como pequeña fortaleza militar, fue modelando la arquitectura de la villa intramuros. La fortificación brinda al visitante una vista excepcional de la vieja ciudad amurallada con sus puertas y monumentos.

El Espolón, la ciudad y el río

A la sombra del cerro del Castillo y en la llana vega del Arlanzón se asienta la ciudad baja de Burgos. Los distintos barrios y calles en los que alternan el sabor medieval, renacentista y burgués están vertebrados alrededor de la Plaza Mayor y el paseo del Espolón. Este último rincón urbano, situado entre los puentes de San Pablo y Santa María, es uno de los paseos más conocidos y bellos de España.

Camino de Santiago

Burgos es uno de los hitos fundamentales para comprender el trazado peninsular del Camino de Santiago. El paso de esta vía de peregrinación jacobea marcó la historia y el desarrollo urbano de la ciudad durante varios cientos de años. Todas sus instituciones religiosas, incluida su Catedral, giraban en torno a los peregrinos. Además, sus 35 hospitales convirtieron a la ciudad del Arlanzón en la más hospitalaria de Europa.

Burgos del Mio Cid

La ciudad y sus alrededores están llenos de recuerdos del Cid. La ruta que proponemos permite reconocer los principales episodios y lugares conservados en relación directa con el Campeador.

Asedio al Castillo de Burgos

Desde 1808, el ruinoso castillo medieval se convierte, por mandato de Napoleón, en  una plaza defensiva y centro logístico para las tropas francesas.