Camino de Santiago

Burgos es uno de los hitos fundamentales para comprender el trazado peninsular del Camino de Santiago. El paso de esta vía de peregrinación jacobea marcó la historia y el desarrollo urbano de la ciudad durante varios siglos. Todas sus instituciones religiosas, incluida su Catedral, giraban en torno a los peregrinos. Además, sus 35 hospitales convirtieron a la ciudad del Arlanzón en la más hospitalaria de Europa.

Sin necesidad de seguir hasta Santiago, en Burgos se puede realizar uno de los tramos urbanos más interesantes de todo el trazado jacobeo.

1. PLAZA DE SAN JUAN

Lugar ideal para comenzar es la plaza de San Juan, un amplio espacio urbano al que se abren el monasterio de San Juan, el hospital de San Juan, hoy en día Biblioteca Pública, y la iglesia de San Lesmes, un notable ejemplar gótico burgalés de finales del siglo XV.

2. ARCO DE SAN JUAN

Tras cruzar el puente medieval sobre el río Vena, el arco de San Juan permite enfilar por toda la larga calle del mismo nombre. Siguiendo las conchas jacobeas que señalan la buena dirección pasaremos muy cerca de la barroca iglesia de San Lorenzo que da nombre a una de las calles gastronómicas del casco histórico. Muy cerca se encuentra el Palacio de Capitanía, hoy Museo Histórico Militar.

3. IGLESIA DE SAN GIL Y LA FLORA

Por la calle Avellanos, en la que predominan las típicas galerías de madera acristalada pintadas de blanco, alcanzamos la calle de San Gil, que por la derecha conduce hasta la iglesia del mismo nombre. Esa misma calle hacia la izquierda se asoma a la plaza de Huerto del Rey o de La Flora, llamada así popularmente por la estatua de esta diosa pagana que preside, desde lo alto de su fuente este alargado espacio urbano. Es muy interesante la singular perspectiva de la Catedral que se disfruta desde el lugar.

4. CALLE FERNÁN GONZÁLEZ

Tras dejar atrás la Catedral y la iglesia de San Nicolás, el Camino de Santiago pasa cerca del arco de Fernán González, el monumento al Empecinado y el “Solar del Cid” y alcanza el arco mudéjar de San Martín por el que se sale del casco antiguo y amurallado de la ciudad.

5. PUENTE MALATOS Y HOSPITAL DEL REY

Las calles del Emperador y de Villalón permiten descender hasta el puente de Malatos para cruzar el río Arlanzón. Por el sombreado parque del Parral es fácil localizar la capilla de San Amaro y el Hospital del Rey, con sus fachadas renacentistas, que acoge varias dependencias de la Universidad de Burgos.